This is an example of a caption.

10 años con diabetes: ¡Así es mi vida!

¡¡Mis primeras glucometrías!!

Ya han pasado 10 años desde que ingresé por urgencias para ser diagnosticada con diabetes tipo 1. Pero contrario a los que muchas personas pensarían o creen saber sobre diabetes, en mi vida no es la enfermedad aterradora que nos han mostrado. Después de llorar durante los dos días que estuve internada, y procesar la noticia, la diabetes se convirtió en mi estilo de vida, un estilo de vida donde no hay cabida para compadecimientos.

El estereotipo diabético que nos enseñan o muestran en los medios, no son compatibles con mi experiencia ni se acercan a mi realidad. No hay duda que la diabetes es una enfermedad que conlleva muchas complicaciones si no es controlada, pero la experiencia de vida es diferente en cada persona con diabetes y hay quienes no logran por alguna razón controlar la enfermedad ni acomodarla a su rutina, pero ésta no es razón para generalizar.

¿Diabetes? La culpa no es de la Coca - Cola

Imagen de la web

Esta imagen con el nombre de enfermedades impresa en una botella o lata de Coca Cola común (nuestro mejor aliado hipoglucémico por su alto contenido de azúcar) se empieza a viralizar para culpar a ésta especialmente y seguro otras bebidas gaseosas (Pepsi, etc), de la diabetes tipo 2, obesidad, sobrepeso, caries, etc.

Pero la realidad es que la sociedad no puede seguir quitándose la responsabilidad de su salud y pasarle toda la factura de cobro a las empresas y establecimientos de comidas y bebidas. Es verdad que el consumo constante y excesivo de estos productos no es saludable y pueden desencadenar ciertas enfermedades, pero al fin y al cabo después de las advertencias las personas siguen consumiendo sin límites estos productos, así que la culpa no es del producto, es de quien decide consumirlo.

PAC - DIABETES



Si PAC - MAN  tuviera diabetes....

(Si te gustó la imagen, recuerda compartirla sin recortar los créditos)

De insulina inhalada, pastillas de insulina y otras utopías



Este es un post lleno de interrogantes...

Las inyecciones de insulina parecen ser una preocupación más grande que la propia diabetes

El miedo a las jeringas seguramente acompaña al ser humano desde que la inventaron con unas agujas que eran tan grandes que se convertían en la peor pesadilla. Incluso ahora con la agujas tan pequeñas que entran en la piel como si fuéramos mantequilla siguen siendo muchos los que sufren de belonefobia.

La insulina no puede por ser tomada por vía oral porque los ácidos del estómago la destruirían, así que debe suministrarse por medio de inyecciones subcutáneas. Las personas con diabetes tipo 1 necesitamos inyectarnos insulina por lo menos 4 veces al día. Si no tiene diabetes seguro ya sintió algún escalofrío. Pero también hay personas con diabetes que "sufren" y desean no tener que realizar esta práctica o por lo menos no tan seguido. 

Así que además de buscar por varios caminos la cura, también están intentando encontrar la forma de acabar con las temidas inyecciones.